ZARAGOZA +34 976 794 743
San Miguel 12, entlo drcha
HUESCA +34 974 224 615
C/Valentín Carderera 7 1º
Zaragoza 976 794 743
Huesca 974 224 615

Rinomodelación sin cirugía

Arreglar su nariz sin pasar por el quirófano ya es posible. Entre una nariz caída y mal proyectada y una nariz recta hay tan solo cinco minutos y una sencilla intervención.
Rinomodelación sin cirugía
Mucha gente dice sentir miedo a tener que enfrentarse a una operación quirúrgica o a un proceso postoperatorio. La situación se complica cuando la persona se ha sometido anteriormente a una operación de tipo estético y no ha visto los resultados deseados. La técnica de la Rinomodelación surge como respuesta a las demandas estéticas de la sociedad actual. 
 
¿Su nariz no le gusta? El problema tiene fácil solución . . .
La Rinomodelación es una manera efectiva, rápida y sin riesgos de modificar un rasgo de nuestra cara con el que a menudo no estamos conformes: la nariz. La Rinomodelación es una técnica de implantación novedosa y se ha ido perfeccionando con el paso del tiempo.

Mediante este procedimiento, se modifican sin cirugía los ángulos nasales (tanto el nasofrontal como el nasolabial), y el dorso de la nariz mediante la cuidadosa introducción de una serie de productos de relleno en puntos estratégicos de la nariz. Aunque la nariz es el punto central del procedimiento, la Rinomodelación también permite la corrección del mentón y otras áreas del perfil del rostro.

Previamente es necesario realizar un estudio completo ya que no todos los casos son susceptibles de mejora con la Rinomodelación. Para ello se realizará una simulación con el ordenador donde el paciente podrá apreciar los cambios antes de someterse el procedimiento. 

Se emplea un poquito de anestesia local y así el paciente no siente ninguna molestia mientras se realiza el proceso. 
 
Ventajas de la Rinomodelación
Esta técnica cuenta con más de diez años de experiencia en uso. La ventaja más destacada se centra en que no es necesario pasar por el quirófano, con lo que las molestias y los riesgos posibles se reducen de forma considerable. El alta del paciente es inmediata, y puede incorporarse normalmente a su vida social y laboral. 

Se pueden hacer retoques in situ hasta que el paciente quede satisfecho con el resultado.